Endometriosis. Autocuidados II Parte

La endometriosis se sustenta en tres pilares:

  1. Endometrio ectópico (fuera de su sitio).
  2. Disbalance estrógenos-gestágenos a favor de estrógenos (hiperestronismo).
  3. Disfunción inmunológica / inflamación.

Las dianas de las terapias se enfocan hacia estos tres pilares y hacia el tratamiento de los síntomas que produce la propia enfermedad (en el caso de aquellas mujeres sintomáticas que tengan dolor y/o problemas de fertilidad).

En el anterior post ya hablamos de los tratamientos clásicos, los tratamientos en fase experimental y empezamos con los autocuidados: las terapias cuerpo-mente y los TENS. 

En el post de hoy seguiremos con los autocuidados,  orientados a evitar el hiperestronismo y la inflamación a través de la dieta.

Para disminuir el hiperertronismo (exceso de estrógenos no compensados con progesterona) existen 4 vías:

1- Evitar ciertos tóxicos ambientales que en el organismo actúan como estrógenos en el cuerpo (los llamados xenoestrógenos, que son disruptores endocrinos).
2- A través de la inhibición de una enzima llamada aromatasa, que es la responsable de convertir los andrógenos en estrógenos.
3- Favorecer el metabolización de los estrógenos para su adecuada eliminación.
4- Aumentar la progesterona (para compensar exceso de estrógenos).


TÓXICOS AMBIENTALES. DISRUPTORES ENDOCRINOS.

Los disruptores endocrinos  son sustancias químicas (Alquitenoles, Bisfenol A,   Ftalatos, Sustancias perfluoradas, Pirorretardantes bromados, Parabenos,  Filtros ultravioleta, Pesticidas organoclorados…) capaces de alterar el sistema hormonal del organismo (tanto en seres humanos como en animales), al imitar o alterar el efecto de las hormonas, pueden enviar mensajes confusos al organismo ocasionando diversas disfunciones. 

Muchos de ellos actúan como estrógenos, tomando la denominación de xenoestrógenos, éstos, además de los numerosos problemas ambientales que producen en la flora y fauna, pueden generar en los seres humanos problemas en la reproducción (infertilidad, malformaciones congénitas), tumores y otras enfermedades en órganos hormono-dependientes (mama, próstata, testículo, tiroides), enfermedades metabólicas (diabetes, obesidad) e inmunológicas y alteraciones en el desarrollo del sistema neurológico, entre otras.

La OMS, desde su informe en 2012 “ State of the Science of Endocrine Disrupting Chemicals”  (podéis descargar el informe en este enlace:  http://www.who.int/ceh/publications/endocrine/en/# ), nos alerta sobre  el conjunto de sustancias tóxicas presentes en el aire, los alimentos, las viviendas y en productos de uso común (desde detergentes y cosméticos a utensilios de cocina, juguetes, cortinas, plaguicidas de jardines y huertos), que llegan al organismo humano en dosis continuadas y que se comportan como disruptores endocrinos.

Fuente de la imagen http://www.agenciasinc.es/Reportajes/La-contaminacion-invisible-que-altera-las-hormonas

Varios estudios han relacionado la endometriosis con la exposición a disruptores endocrinos como las dioxinas https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1240688/ .

Según la OMS, las medidas más eficaces para evitar o reducir la exposición humana a dioxinas serían aquellas que instauren  controles rigurosos de los procesos industriales con miras a minimizar la formación de dioxinas. Pero a nivel individual podemos disminuir la carga tóxica a través de la eliminación de la grasa de la carne y el consumo de productos lácteos con bajo contenido graso pueden reducir la exposición a las dioxinas. Una dieta equilibrada, con cantidades adecuadas de fruta, verduras y cereales, contribuye a evitar una exposición excesiva. http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs225/es/

El bisfenol-A (BPA) es un disruptor endocrino  presente en los plásticos, también tiene un comportamiento como estrógeno, pudiendo aumentar el riesgo de una serie de enfermedades relacionadas con el hiperestronismo  como  la endometriosis, cáncer endometrial, cáncer de próstata, cáncer de mama,…  según una reciente estudio publicado en  The FASEB Journal. En el mismo estudio hablan del impacto del BPA en la etapa fetal, aumentando el riesgo de endometriosis en la etapa adulta de aquellas mujeres que estuvieron expuestas en su vida intrauterina al BPA, aquí el link del estudio: http://m.fasebj.org/content/early/2016/06/16/fj.201500089R.abstract 

Algunos consejos para limitar la exposición a disruptores endocrinos

  • Evitar materiales plásticos pueden liberar BPA o ftalatos, así que la forma la más segura de evitar los disruptores endocrinos es utilizar botellas, tuppers y envases de vidrio o cerámica. Utilizar chupetes y tetinas “libres de bisfenol A”.
  • Reducir el consumo de alimentos enlatados. El interior de las latas se recubre con una  capa plástica que libera bisfenol A en la comida.
  • Los recibos utilizados en muchos supermercados y cajeros automáticos contienen altas concentraciones de bisfenol A (el bisfenol A se absorbe por la piel).
  • Evitar alimentos envasados con film de PVC.
  • En productos de higiene y cosmética consumir aquellos con certificado ECOCERT. Así evitaremos, entre otros tóxicos, los parabenos, que están presentes en multitud de productos cosméticos,y se conoce sobradamente su acción como xenoestrógenos favoreciendo patologías derivadas del hiperestronismo: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27121550 
  • Intentar consumir productos de agricultura y ganadería ecológica para reducir la exposición a pesticidas. Si la fruta no es ecológica nunca comerla con piel, ya que en la piel es donde más se acumulan los pesticidas.
  • Evita usar  insecticidas usar dentro de casa. Mejor trampas sin tóxicos como las de feromonas.
  • No utilizar las sartenes antiadherentes cuando empiezan a desprenderse de la capa de antiadherencia.
  • Os dejo el link para informaros del ranking de pescados según su cantidad de plomo, intentar evitar aquellos con alto nivel de plomo http://www.vivosano.org/Portals/13/rs/doc/pescado_mercurio.pdf
  • Para más información aquí os dejo el link de esta guía elaborada por PAN Europe (Pesticide Action NetworkEurope)  sobre comida disruptora: http://www.vivosano.org/Portals/13/rs/doc/descargas_GuiaDisruptores.pdf

METABOLISMO DE LOS ESTRÓGENOS.

Para entender cómo pueden ayudarnos los alimentos aumentando o disminuyendo los estrógenos, es importante primero entender cómo es el metabolismo de los estrógenos, desde su síntesis hasta su eliminación.

Los estrógenos son sintetizados a partir de precursores andrógenicos ( testosterona  y androstenediona). Las enzimas que intervienen en su conversión a estrógenos son las aromatasas. Estas enzimas se encuentran en el ovario, el tejido adiposo,  la piel y el cerebro. Algunos tumores (benignos o malignos) estrógeno-dependientes comparten la característica de presentar una mayor expresión de esta enzima, siendo el caso de los miomas, la endometriosis y especialmente el cáncer de mama. Esto ha llevado a que los inhibidores de la aromatasa son estudiados y ya utilizados en forma experimental para el tratamiento de estas enfermedades. 

Los estrógenos para ser eliminados sufren una serie de cambios, pasando a transformarse en metabolitos que se agrupan en dos tipos: los 16-hydroxyderivasos y 2-hydroxyderivados. Una parte de los metabolitos de los estrógenos se excretan a través de la orina y otra parte siguen sufriendo transformaciones en el hígado, se  metilan y conjugan para pasar después a través de los ácidos biliares al intestino. Algunos metabolitos en el intestino vuelven a reabsorberse (circulación enterohepática).  

Es muy importante que la cantidad de 2-hydroxyderivados sea  mayor que la de 16-hydroxyderivados, pues los segundos tienen un efecto estrogénico y proliferativo elevado (a diferencia de  los 2-hydroxyderivados, que tienen actividad antiestrogénica), el  desequilibrio de estos metabolitos a favor de los 16-hydroxyderivados aumentan el riesgo de enfermedades relacionadas con el hiperestronismo. Que predomine la metabolización a favor de unos derivados u otros está influenciado en gran medida por la dieta. http://www.scielo.edu.uy/pdf/rmu/v21n1/v21n1a03.pdf

A partir de la dieta, puede favorecerse la acción de unas enzimas u otras dando lugar a un estado de mayor  menor hiperestronismo. 

ALIMENTOS PARA EVITAR EL HIPERESTRONISMO

- CRUCÍFERAS (la coliflor, el brócoli y coles de Bruselas): poseen  Indol 3 carbinol (I3C) responsable de favorecer el metabolismo de los estrógenos hacia los 2-hydroxyderivados, de ahí su efecto antiestrogénico, y por tanto, protector frente a enfermedades relacionadas con el hiperestronismo como el cáncer de mama. La ingesta mínima recomendada es de 100 gramos de brócoli dos veces en semana. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18314259 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20653562

- LIGNANOS: en alimentos como las semillas de lino, también ejercen efectos favorables sobre el metabolismo de los estrógenos: inhibe la aromatasa  y reduce la circulación enterohepática de los estrógenos y sus metabolitos. El consumo de 10 gramos diarios mejora la relación 2-alfa-hydroxyestrona / 16 alfa hydroxyestrona, hacia un coeficiente acorde a un efecto protector, es decir, a favor de los 2-hydroxyderivados.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/11991791 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2826899

- ISOFLAVONAS (presentes en la soja, trébol rojo, te verde y negro, uva): a pesar de la actividad estrogénica de las isoflavonas, dicha actividad es débil, 50 veces menor que  el estradiol. Además, se conocen dos tipos de receptores estrogénicos: alfa y beta. El receptor alfa se relaciona con acciones proliferativas en mama y endometrio, en cambio el receptor beta se relaciona más frecuentemente con acciones antiproliferativas. Las isoflavonas tienen afinidad principalmente por el receptor beta, lo cual da otra posibilidad biológica al efecto protector. También favorece el metabolismo de los estrógenos, a favor de los metabolitos protectores (bajan los 16-hydroxyderivados). https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17474167. El resveratrol  (contenido en uvas y bayas) a altas dosis tiene un efecto antiproliferativo en el endometrio. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/24604232

- FLAVONOIDES como la crisina o la naringenina son inhibidores de la aromatasa.

Crisina: presente en la miel y propóleo, también en la Pasiflora (se vende como infusión para el sueño, pero lo cierto es que también tiene una potente función antiestrogénica). La crisina es el flavonoide con mayor potencia en la inhibición de la aromatasa https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/9831487 , pero además tiene otros efectos muy beneficiosos: efectos antioxidantes, anti-inflamatorios, anti-alérgicos, anti-diabéticos, antibacterianas y antitumorales. Este amplio espectro de actividad antitumoral en combinación con baja toxicidad subraya el valor de la crisina podría tener en la terapia del cáncer como se concluye en esta interesante revisión: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/25596314 . Es una pena que no se investigue más sobre la crisina para tratamiento y prevención para patologías como el cáncer de mama hormonodependiente, muchas mujeres con cáncer de mama tomarán durante años fármacos inhibidores de aromatasa,  no exentos de efectos adversos,  la crisina en cambio es un componente natural presente en alimentos, que ha demostrado ser un potente inhibidor de la aromatasa sin los efectos adversos de los fármacos que se utilizan hoy.  

Naringenina, es otro flavonoide presente en los cítricos,  también es un potente inhibidor natural de la actividad de la aromatasa en este trabajo, https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/16285913/ , también tiene propiedades antiinflamatorias, hay  trabajos sobre su efecto en la disminución de la neuroinflamación (acordaros del dolor neuropático en la endometriosis del que hablamos en “los tres pilares que sostienen la endometriosis”) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27432064

- FAMILIA ALLIUM (ajo, cebolla, puerro, cebolletas…) contienen quertecina, según este trabajo https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19462895  la quercetina ha demostrado disminuir  la endometriosis en modelo animal. Son bien conocidos los efectos de inmunomodulación y efecto antiinflamatorio del ajo https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25961060  El extracto de  ajo negro envejecido según este trabajo https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23619991 arroja resultados prometedores en la prevención y tratamiento de la endometriosis. 

ALIMENTOS QUE DISMINUYEN LA INFLAMACIÓN:

Para explicar el funcionamiento de los omega-3 en la prevención de la inflamación, repasamos primero brevemente qué son las prostaglandinas.

Las prostaglandinas son un grupo de sustancias que ejercen funciones muy diversas, se diferencian  en tres grupos:

  • Prostaglandinas de serie 2: son los responsables de la inflamación y de las contracciones de la musculatura lisa. En el útero produce contracciones de la musculatura lisa, responsable de los dolores menstruales.
  • Prostaglandinas de serie 1 y 3: sus  efectos contrarios a las de serie 2: se comportan como  antiinflamatorios y causan la relajación de la musculatura lisa, y así evitan el dolor.

Las prostaglandinas de producen a partir de los ácidos grasos que ingerimos en la dieta, por tanto, podemos aumentar la ingesta de aquellos alimentos que favorecen la formación de las prostaglandinas de las series 1 y 3 (alimentos ricos en omega-3) y disminuir la ingesta de alimentos que favorecen la formación de la serie 2 (alimentos ricos en omega-6). 

  • OMEGA-3:

Las grasas vegetales más ampliamente utilizadas en los alimentos procesados de la industria alimentaria son omega-6, que favorecen la formación de las prostaglandinas proinflamatorias (tipo2), también aquellas grasas de las carnes rojas, cerdo, embutidos y mantequillas.  El alto consumo de carnes rojas es un facto de riesgo para la endometriosis https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/15254009 

En cambio, el omega-3 (que favorece las prostaglandinas antiinflamatorias) podemos encontrarlas en el  aceite de lino, semillas de chía y pescado marino graso. El ácido eicosapentaenoico (EPA) es un omega-3 presente en el pescado graso marino, en este trabajo se concluye que las mujeres con niveles elevados de ECA en suero, eran 82% menos propensas a tener endometriosis en comparación con las mujeres con niveles bajos.  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/25539770

En este trabajo se concluye que los alimentos ricos en ácidos grasos omega 3, la administración de suplementos con N-acetilcisteína (no os perdáis lo que os voy a contar de la N-acetilcisteína al final del post), vitamina D y el resveratrol, además del aumento del consumo de frutas, verduras (preferiblemente orgánicos) y granos enteros ejercen un efecto protector, lo que reduce el riesgo de desarrollo y posible regresión de la enfermedad https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26841161

  • CAPSAICINA (presente en los pimientos, en diferentes proporciones según variedad). Tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos en enfermedades inflamatorias crónicas: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27771922  Ya se han hecho estudios preliminares sobre su posible efecto beneficioso en la endometriosis. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/18391504 
  • VITAMINAS E y C: este trabajo https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22728166 relaciona vitaminas E y C con una  reducción en el dolor pélvico crónico en mujeres con endometriosis y los marcadores inflamatorios en el líquido peritoneal.
  • VITAMINA D: es un modulador eficaz del sistema inmunitario y desempeña un papel importante en el control de muchas enfermedades inflamatorias. Modula la inflamación y la proliferación de las células del endometrio. En conjunto, la suplementación con vitamina D podría ser una nueva estrategia terapéutica para la gestión de la endometriosis. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27035829
  • CURCUMINA. Está presente en la cúrcuma, una especia para los alimentos cuyos efectos están siendo ampliamente investigados, en este metaanálisis https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27392742  se demuestra que disminuye la IL-6 (citoquina que está aumentada en la endometriosis). En múltiples trabajos,  ha demostrado ser activa contra varias enfermedades crónicas, incluyendo varios tipos de cáncer, diabetes, obesidad, cardiovascular, pulmonar, neurológicos y enfermedades autoinmunes: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27638428 . El problema de la curcumina es su baja biodisponibilidad, es decir, que una vez la ingerimos nos llega cantidades ínfimas al torrente circulatorio, para aumentar su biodisponibilidad y nos llegue en mayor cantidad, una opción natural sería tomarla junto a la piperina (presente en la pimienta negra): https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27111639 . Ya sabéis, utilizar cúrcuma y pimienta negra para especiar los alimentos es una auténtica fuente de salud.
  • MÁS SOBRE LA CÚRCUMA, PIMIENTA Y OTRAS ESPECIAS:  Numerosos estudios han documentado lo efectos antioxidantes,  antiinflamatorios e inmunomoduladores de especias. Varias especias son potenciales fuentes para la prevención y el tratamiento de cánceres, como la cúrcuma, jengibre, ajo, azafrán, pimienta negra, ají y comino negro, que contienen varios compuestos bioactivos importantes, tales como la curcumina, la piperina y la capsaicina y la timoquinona https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/27529277 . Ya hemos hablado de la capsaicina, curcumina y piperina en este post, pero no hemos mencionado la timoquinona (presente en el comino negro) que tiene efecto  broncodilatador, anti-inflamatorio, antinociceptivo, antibacteriano, hipotensor, hipolipemiante, antidiabéticos, y hepatoprotector: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/m/pubmed/26366755 

 

UN TRATAMIENTO CON RESULTADOS PROMETEDORES PARA LA ENDOMETRIOSIS: LA N-ACETILCISTEÍNA: 

El glutatión es una proteína que se sintetiza en el cuerpo, compuesta por tres aminoácidos, es el principal antioxidante endógeno de las células, es ubicuo,  nos protege a de los radicales libres, mantiene el efecto antioxidante de los antioxidantes exógenos (vitaminas C y E), juega un papel fundamental en el sistema inmunológico y en la reparación de los daños del ADN, es crucial para detoxificar el cuerpo de múltiples tipos de tóxicos. La disminución de Glutatión está asociada con el envejecimiento y con la patogénesis de enfermedades degenerativas en el humano. http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0325-29572013000300007 Esto significa que tener elevados los niveles de glutatión nos protege de múltiples  enfermedades crónicas, degenerativas y además nos ayuda a eliminar los tóxicos que entren en nuestro cuerpo, una auténtica joya para la salud es el glutatión!!!

Podríamos pensar que si tomamos glutatión repondríamos los depósitos, pero no es así, ya que es digerido en el tubo digestivo y no nos llegaría nada a las células. Dentro de las formas posibles para aumentar su síntesis están los alimentos proteicos ricos en cisteína, que una vez dentro del organismo, favorecería la formación de glutatión, el problema es que la cisteína en cuanto el alimento que la contiene  es cocinado, ésta se desnaturaliza, es decir, que no serviría para la síntesis de glutatión. 

Hay un fármaco llamado N-Acetilcisteína (NAC), que está incluida en la familia de fármacos llamados mucolíticos, muy utilizado en los niños para las afecciones respiratorias para disminuir los mocos. Bien, pues resulta que este fármaco, que apenas tiene efectos adversos, se transforma en cisteína y posteriormente aumenta la síntesis de glutatión. Es sorprendente la cantidad de trabajos de investigación publicados en los últimos años sobre los posibles efectos beneficiosos del NAC en todo tipo de enfermedades crónicas, degenerativas,  incluso en enfermedades psiquiátricas, ya que al elevar el glutatión ejerce los efectos: antiinflamatorio, anti radicales libres, reparación del ADN, detoxificación, disminuye la neuroinflamación. 

En este otro trabajo se evalúa en modelo animal la eficacia en la endometriosis de una asociación de NAC, ácido alfa-lipoico (presente en  brócoli,  espinaca, acelga…), y la bromelina (sustancia presente en la piña), según sus autores concluyen: “nuestros hallazgos sugieren que estos suplementos dietéticos pueden tener potenciales usos terapéuticos en el tratamiento de enfermedades inflamatorias crónicas como la endometriosis” https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4415658 

Fijaos en este trabajo, en el que concluyen que la NAC parece tener un efecto prometedor en la endometriosishttps://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3662115 ,  hallaron una mejor respuesta en las pacientes con NAC que con los tratamientos clásicos hormonales.

 

Dra. Miriam Al Adib Mendiri. Ginecóloga y Obstetra.

En el próximo post hablaremos de salud intestinal y endometriosis. También hablaré del Vitex Agnus Castus, mi suplemento para la salud femenina favorito, ya os explicaré por qué. De ahí podréis añadir otra serie de conocimientos sobre autocuidados en la endometriosis.

Valora este artículo del blog:
Salud intestinal y endometriosis. Autocuidados Par...
LOS TRES PILARES QUE SOSTIENEN LA ENDOMETRIOSIS
 

Comentarios 1

Invitado - claudia rivas en Miércoles, 16 Noviembre 2016 13:12

bella pagina tan instructiva gracias

bella pagina tan instructiva gracias
¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
Invitado
Jueves, 17 Agosto 2017