Métodos no farmacológicos para aliviar el dolor en el parto

Métodos no farmacológicos para aliviar el dolor en el parto

may 04

El dolor del trabajo de parto puede ser intenso, y puede ser peor si está acompañado de tensión, ansiedad y miedo. Cada vez se habla más de otras técnicas diferentes a a las habituales para paliar el dolor del parto. Muchas mujeres quisieran evitar fármacos durante su parto y utilizar otras alternativas diferentes para tratar el dolor. A continuación hacemos un repaso de los distintos tipos de tratamientos alternativos que se han documentado en la literatura científica.

1- APOYO DURANTE EL PARTO

Tras la revisión Cochrane publicada en 2006, el apoyo continuo de la parturienta debe ser considerado como efectivo en el alivio del dolor. En esta revisión de 15 estudios con un total de 12.791 mujeres, se observa que las mujeres que recibieron apoyo intraparto continuo fueron menos proclives a cualquier tipo de analgesia intraparto.

En general los beneficios fueron mayores si el acompañante no era personal del hospital y si el apoyo fue de inicio temprano.

Se concluye que todas las mujeres deberían de contar con un apoyo continuo durante el parto y que esta práctica debería ser la regla y no la excepción. Se deben realizar todos los esfuerzos posibles para garantizar que los lugares donde se realiza el parto no sean descalificantes, estresantes, que brinden privacidad e impartan respeto y que no se caractericen por intervenciones de rutina que aumenten riesgos sin beneficios claros.

Por su eficacia en el alivio del dolor, se recomienda el apoyo continuo y el acompañamiento de la parturienta durante el parto por la persona de su elección.

 

2- INYECIÓN DÉRMICA DE SUERO ESTÉRIL

La inyección intra/subdérmica de 0.05-0.1 ml de suero estéril en cuatro puntos predeterminados de la región sacra (2-3 cm por debajo y 1-2 cm medial con respecto a la espina iliaca postero-superior), tras 30 segundos de picor y/o dolor, produce un alivio del dolor lumbar de las primeras fases del parto durante 60-90 minutos. Esta técnica, que puede ser administrada por un médico o por una enfermera, puede ser repetida tras una hora.

Los cuatro ensayos clínicos controlados y aleatorizados con un total de 254 mujeres en el grupo de estudio, incluidos en una revisión sistemática de 2002 son coincidentes con respecto a su eficacia, con lo que este método puede ser recomendado para el alivio del dolor lumbar durante el parto.

Especialmente útil en el alivio de los dolores lumbares intensos que a veces se producen en etapas precoces del parto, en mujeres que desean retrasar la analgesia epidural o que no desean epidural o cuando la misma está contraindicada.

Es un procedimiento fácil de realizar, barato y no tiene riesgos conocidos, excepto el dolor transitorio en la zona de punción.

3- INMERSIÓN EN AGUA

En una revisión sistemática con 8 estudios y 2.939 mujeres incluidas se pone de manifiesto que la inmersión en agua durante la fase activa del parto reduce significativamente el dolor. Los efectos durante el expulsivo son más discutibles.

En nuestro país son muy escasos los centros con bañeras o piscinas que permitan este tipo de parto. Se recomienda la inmersión en agua a 37ºC hasta cubrir el abdomen una vez alcanzados los 4-5 cm de dilatación y mantenerla durante 1-2 horas. Con estas medidas y aunque la bolsa amniótica esté rota, no parece existir un aumento de infección materna o fetal.

Se recomienda la inmersión en el agua caliente como un método eficaz del alivio de dolor durante la fase tardía de la primera etapa del parto.

4- PSICOPROFILAXIS, HIPNOSIS, ACUPUNTURA

La acupuntura, la hipnosis y la psicoprofilaxis parece que pueden ayudar a aliviar el dolor durante el trabajo de parto, pero se necesitan aún más investigaciones sobre éstos y otros tratamientos complementarios para comprobar su efectividad.

PsicoprofilaxisLas sesiones de preparación al parto pretenden conseguir una buena preparación psicológica y generalmente enseñan técnicas de respiración y relajación, que buscan disminuir la ansiedad y aumentar el umbral frente al dolor.

Hipnosis
En tres estudios sobre hipnosis durante el parto (n=189), las mujeres se sintieron más satisfechas con el dolor percibido en su parto que las mujeres del grupo control.

Pero únicamente es efectiva en un porcentaje pequeño de mujeres susceptibles y sólo debería utilizarse en parturientas seleccionadas previamente.

Acupuntura
Numerosos estudios han valorado el beneficio de la acupuntura en el alivio del dolor durante el parto y se ha comunicado una eficacia del 63% ó una reducción en la necesidad de analgesia de hasta un 94%, pero las series son escasas en número y el diseño metodológico es con frecuencia cuestionable.

5- RELAJACIÓN Y YOGA

Pueden tener una función en el alivio del dolor, aumentar la satisfacción con el alivio del dolor y reducir la tasa de parto vaginal asistido.

La relajación se asoció con una reducción de la intensidad del dolor durante la fase latente y la fase activa del trabajo de parto, con un aumento en la satisfacción con el alivio del dolor y menos partos vaginales asistidos. El yoga se asoció con reducción del dolor, un aumento en la satisfacción con el alivio del dolor y una reducción en la duración del trabajo de parto en comparación con la atención habitual y con la posición supina.

6- AUDIOANALGESIA, AROMATERAPIA, REFLEXOLOGÍA…
No hay estudios suficientes, es necesario realizar más investigaciones.

Fuente: SEGO, Cochrane, Dra. Miriam Al Adib Mendiri

21 comentarios

  1. Muchísimas gracias por aportar normalidad al panorama obstétrico en España y por acercar la ginecología a las mujeres.
    Me gustaría añadir a esta entrada que en Reino Unido se útiliza más a menudo que las inyecciones dérmicas de suero, las máquinas T.E.N.S (transcutaneous electrical nerve stimulation) en el Reino Unido están a disposición de las madres en farmacias para su alquiler.
    Pese a ser muy utilizadas las mujeres suelen manifestar que su efecto analgésico es limitado y que por lo general solo les parece de ayuda durante la primera fase del parto o con las primeras contracciones antes de ir al hospital, si es un parto hospitalario.

    http://summaries.cochrane.org/CD003222/effectiveness-of-transcutaneous-electrical-nerve-stimulation-tens-alone-in-the-management-of-chronic-pain

    • admin

      Gracias por tu valiosísima y enriquecedora aportación Jesusa.
      Es muy interesante contar con profesionales como tú que nos aporten y nos complementen en nuestros conocimientos. Tienes la suerte de conocer como se trabaja en los dos países, y esto te da una dimensión más amplia en todos los aspectos.
      Estoy encantada, gracias de nuevo

  2. espiral77

    Felicidades por vuestro artículo!
    El dr. Michel Odent explica que la inyecciones de agua estéril son eficaces cuando el dolor lumbar es tan intenso que bloquea el progreso de la dilatación. Cuando él las empezó a experimentar y utilizar, precisó muy bien el lugar de la inyección, en la depresión debajo de la última costilla y en ambos lados.
    A parte de este método y la inmersión en agua a temperatura corporal por un período limitado de unas dos horas (con total intimidad, penumbra, silencio etc.), el mejor analgésico consiste en facilitar lo más posible las condiciones para que la mujer pueda “irse a otro planeta” y segregar las hormonas necesarias para el proceso.
    Tenemos que utilizar con sumo cuidado todo el vocabulario que pueda dar a entender que la mujer no es capaz de parir por si misma y que necesita siempre algun tipo de “ayuda” y por lo tanto gente que se la preste a su alrededor. El parto es un proceso involuntario, según explica la fisiología moderna, y como tal sólo se puede “proteger” para que suceda, sin interferencias innecesarias, con el neocórtex de la mujer totalmente en reposo para que pueda soltarse y su cuerpo sabio pueda parir solo. Una comadrona discreta, silenciosa, con experiencia, que la mujer sienta como una figura maternal protectora y que le dé seguridad es todo lo que se necesita. Las mujeres pueden parir sin interferencia del medio cultural, sin “ayuda”, sin “acompañamiento o apoyo”, sin “métodos”…
    En el nuevo paradigma que está emergiendo la palabra clave sería “protección”, (junto con “intimidad”, “silencio” y “sensación de seguridad”.)

    • admin

      Como bien dices es un proceso natural que necesita intimidad, tiempo, paciencia, confianza…
      Muchas gracias por compartir con nosotr@s este completísimo comentario. Saludos

Tu comentario